Paño del embarazo

Los trastornos hormonales durante el embarazo derivan a menudo en problemas relacionados con la pigmentación: en el rostro de las futuras mamás aparecen manchas marrones oscuras, lo que se denomina "paño del embarazo".

Modificado el 16/07/2012
Durante el embarazo, en más de dos tercios de las mujeres, aparecen en la cara multitud de manchas marrones oscuras  de contorno irregular, las cuales convergen en capas y generalmente se reparten de forma simétrica en la frente, las mejillas y, a veces, en el labio superior o la barbilla. Esta hiperpigmentación característica, denominada "paño del embarazo" o cloasma, se produce generalmente entre el 4º y 6º mes de gestación. Si bien es totalmente benigna, es desagradable para las futuras mamás debido a su carácter antiestético.

En la mayoría de los casos, la máscara del embarazo desaparece en los meses posteriores al parto. Si embargo, puede persistir: entonces, es preciso consultar con un dermatólogo para recibir un tratamiento adaptado (cremas despigmentantes, dermoabrasión, peeling, etc.).


¿A quién afecta?

 
  • Las mujeres de piel morena son las más afectadas. Sin embargo, todas las mujeres, sea cual sea su color de piel, pueden padecerlo durante el embarazo.
  • Las mujeres en las que han aparecido manchas en un primer embarazo presentan un alto riesgo de volver a padecerlas en embarazos posteriores. En los embarazos sucesivos, tardarán más en atenuarse.
  • El cloasma también puede aparecer debido a la ingesta de anticonceptivos con un alto contenido en estrógenos u otros tratamientos hormonales. Entonces tenderá a concentrarse alrededor de la boca.
  • El uso de cosméticos de mala calidad, de perfumes o de productos con alcohol, seguidos de una exposición al sol, también puede producir la aparición de cloasma.
  • En algunos casos, el cloasma puede aparecer sin estar embarazada y sin causa determinada, especialmente en mujeres de origen asiático o mediterráneo.
  • Asimismo, parece que la herencia desempeña un papel en la aparición del paño del embarazo.
En las personas que lo padecen, el cloasma se atenúa generalmente durante los meses de invierno y se vuelve más visible y oscuro durante el verano debido a los efectos de los rayos ultravioleta.

 


El origen del cloasm
 

 El embarazo viene acompañado de un aumento espectacular de la tasa de ciertas hormonas en la sangre. Entre ellas, los estrógenos tienen un efecto estimulante sobre los melanocitos, células responsables de la producción de melanina (el pigmento marrón asociado al bronceado). En algunas zonas del rostro, los melanocitos sufren alteraciones debido a este estímulo y producen melanina en exceso: ésta forma entonces cúmulos cuyo color puede variar del marrón claro al marrón oscuro.

Este exceso de pigmento localizado puede encontrarse a dos niveles:
  • Puede ser superficial: en el 70 % de los casos, los cúmulos de melanina se depositan solamente a nivel de la epidermis. El pronóstico en cuanto a su desaparición es entonces muy favorable.
  • Puede ser más profundo: los cúmulos de melanina pueden colonizar la dermis (10 % de los casos) o la dermis y la epidermis al mismo tiempo (20 % de los casos). La desaparición del cloasma entonces, es más difícil.
 


¿Cómo protegerse?

 
  • Para limitar el riesgo de aparición del paño del embarazo, la primera medida a tomar es evitar la exposición al sol o, si esto no fuera posible, utilizar una crema solar con un alto índice de protección (SPF 50 o superior, repitiendo la aplicación cada dos horas) y llevar un gorro de ala ancha, incluso en la ciudad. Efectivamente, los rayos ultravioleta estimulan la producción de melanina en las células de la epidermis y pueden por tanto desencadenar la aparición de paño del embarazo o agravar considerablemente su aspecto. Asimismo, deben evitarse las sesiones de rayos ultravioleta en salones de belleza.
  • Las exfoliaciones y las limpiezas o desmaquillados demasiado intensos del rostro también se desaconsejan: podrían estimular la secreción de melanina.
  • También se debe prestar atención a los perfumes y productos con alcohol: pueden ser fotosensibilizantes y conllevar la aparición de manchas.
  • Si ha sufrido la aparición de paño, más vale cambiar la píldora por otro método anticonceptivo después del parto, de cara a limitar los riesgos de sufrir de nuevo estas antiestéticas manchas.

Nuestra filosofía

Saber mas

Nuestros compromisos

Saber mas

Espacio adolescente

Saber mas